martes, 2 de septiembre de 2014

La nueva Neo del Saint Francis...

11 de diciembre del 2013

Un gran movimiento de pacientes ocurrió el 10 de diciembre del 2013 en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) del Saint Francis Medical Center de Lynwood, California, Estados Unidos.

El personal trasladó a sus diminutos pacientes hacia un nuevo espacio, más grande. Esta ampliada UCIN de Nivel III es una de las primeras áreas terminadas como parte del proyecto de expansión y renovación del edificio del Medical Center’s Building on Excellence.

Empezando a las 8 de la mañana, después que los médicos pasaron visita, las enfermeras comenzaron a mudar los bebés a la nueva área de una planta situada por debajo de la anterior. Para las 10 am, todos los 14 niños estaban ya en sus nuevas habitaciones. Abril Bond, coordinadora de la UCIN, dijo que la transición se realizó sin problemas, gracias a una gran preparación de parte del personal.

Además del espacio, uno de los cambios más significativos es la creación de 18 habitaciones individuales, lo que refleja las mejores prácticas en Neonatología. Habitaciones en las que los padres se sientan más cómodos mientras se encuentran con sus bebés y en donde tengan un papel más activo en su cuidado. Estas habitaciones privadas también ayudan a prevenir la propagación de infecciones y ofrecen a los niños enfermos el mejor ambiente en el que pueden prosperar.

El centro también ha ampliado los espacios diseñados en particular para múltiples usos, con habitaciones equipadas especialmente para manejar gemelos y trillizos. El nuevo espacio también incluye una sala de estar que cuenta con facilidades para realizar actividades y mirar vídeos y ofrece un respiro para las familias que quieren darse una escapadita de la, a veces, agobiante relación clínica.

Estas habitaciones familiares fueron posibles gracias a los esfuerzos de recaudación de fondos hechos por The Friends of Saint Francis.
 
La Saint Francis Foundation contribuyó con $ 1.5 millones para ayudar a pagar la nueva UCIN de Nivel III. La Fundación también está recaudando fondos adicionales, para sumar un total de $ 3 millones, y financiar proyectos especiales incluyendo una NICU de Nivel III para el Seguimiento Clínico del Desarrollo, facilidades para el descanso de la familia y unidades de hospitalización para los bebés.

La UCIN de nivel III del Saint Francis fue la única en la región cuando se inauguró en el 2001, está integrada por tres neonatólogos certificados, becarios entrenados que cuidan a los recién nacidos prematuros y en estado crítico y un personal de enfermería altamente experimentado. La Saint Francis trata aproximadamente a 250 bebés en su UCIN cada año.

Los nuevos padres, Daniel y Erin Lewis de Farmington, disfrutan de un precioso momento con su hijo, Milo James Francis, en el alojamiento conjunto de una de las habitaciones en la nueva UCIN de nivel III del Saint Francis. Milo nació el 6 de diciembre y pesó 2925 gramos.
 

Kendill Pullen y su bebé, Maverik Knox, disfrutan de su habitación privada en la nueva UCIN de nivel III del Saint Francis. Maverik nació el 24 de noviembre del 2013, nueve semanas antes de tiempo, con un peso de sólo 1135 gramos.

viernes, 29 de agosto de 2014

El primer cumpleaños



MIDDLETOWN. El 11 de mayo del 2013, el Orange Regional Medical Center  de Middletown, New York, EUA, celebró un primer cumpleaños muy especial para la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) de Nivel II del Rowley Family Birthing Center’s.

Los egresados de la UCIN, junto con sus padres y hermanos, disfrutaron de una celebración llena de diversión que incluyó un almuerzo de barbacoa, caritas pintadas, juegos y malabares, globos con figuras de animales y música infantil en vivo. El evento fue una oportunidad para que el personal del Orange Regional Medical Center se reúna con los bebés que cuidaron y con las familias a las que proporcionaron apoyo mientras pasaron su hospitalización en la unidad especializada durante su primer año de vida. El Dr. Manuel DeCastro, neonatólogo y director de la UCIN, dio la bienvenida a las familias con sus niños y otros visitantes.

"Ha sido un privilegio poder ayudar a todos nuestros bebés durante el comienzo de su vida. También ha sido gratificante saber que hemos sido capaces de mantener unidas a las familias, aquí en el condado de Orange, mientras los niños crecían durante su estancia en nuestra UCIN", dijo DeCastro.

La Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) de Nivel II del Orange Regional Medical Center ofrece atención especializada para recién nacidos prematuros y en estado crítico. La unidad de 10 camas complementa los servicios perinatales actuales y ofrece una completa gama de equipos especializados, junto con todos los servicios de apoyo necesarios, durante todo el día. Neonatólogos a tiempo completo, afiliados al Maria Fareri Children’s Hospital del Westchester Medical Center y enfermeras neonatales especialmente entrenadas también ofrecen experiencia y apoyo a los niños y a sus familias.

Diez años después....



Cuando Nathan C. Splat nació, con 15 semanas de adelanto, el 10 de enero de 2004, en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales del Community Hospital de Munster en Indiana, EUA, pesaba menos de 900 gramos y tenía 30,48 cm de largo.

Hoy en día, es un niño sano y feliz de 10 años de edad, como se lo ve en la foto de arriba, rodeado de una parte del personal de enfermería de la UCIN que lo cuidó cuando era un pequeño prematuro de 25 semanas de edad gestacional. Sus padres, Phil y Kimberly Splant, de St. John, nunca han olvidado a todo el equipo médico que convirtió su sueño de tener un hijo en una realidad.

En agradecimiento, la familia Splant continúa mejorando las vidas de las personas afectadas por la prematuridad a través de la Fundación Nathan C. Splant. Esta fundación busca hacer una diferencia significativa en las vidas de aquellos que nacieron anticipadamente y de muy bajo peso gracias a su programa de donaciones Helping Hands para recaudar fondos para eventos especiales y para la campaña del sueño seguro de los bebés prematuros.

La última donación, de $ 2,500, ayudará a las enfermeras del Community Hospital a difundir el mensaje de las prácticas de sueño seguro para los bebés y también proporcionará algunos insumos para la UCIN del hospital.

"Nuestra familia no podría haber conseguido la recuperación de Nathan sin la dedicación y compasión de todos los involucrados: médicos, enfermeras, terapeutas y asesores especiales del programa", dijo Kim Splant.

Los educadores de enfermería del Hospital han difundido el mensaje de los métodos de sueño seguro para los bebés, en un esfuerzo para cambiar la ubicación del Condado de Lake en Indiana que tiene la tasa más alta del país en el número de muertes infantiles súbitas que, en su mayor parte, son evitables y resultan de prácticas inseguras a la hora del sueño.

martes, 26 de agosto de 2014

El tan esperado horario del mes de septiembre del 2014




Algunas consideraciones:

En el horario, y a partir de ahora, he suspendido el reporte acerca del número de horas que laboramos, me parece irrelevante y, en cierto modo, ofensivo. Cualquiera puede darse cuenta cuánto y cómo trabajamos.

Pese a todos mis empeños, no he podido conseguir el personal extra que se me había ofrecido y asegurado que se iba a contratar a partir de este mes. Es por eso que no he podido planificar las guardias cada quinto día como era mi deseo (y, seguramente, el suyo) y he demorado mi decisión de elaborar el horario hasta un último momento en que pensé que esa situación sí se iba a producir.

A todos los involucrados quiero pedirles que me disculpen por haberlos ilusionado pero, por alguna (%*Ç×≠) razón, no somos considerados como un hospital emblemático por el MSP (parece que en el país son doce los privilegiados y en la ciudad tres, cuyos nombres son difíciles de conocer y, peor aún, los criterios con los cuales los calificaron) y no tenemos ningún gobierno acerca de nuestros recursos para equipamiento, insumos, mantenimiento. Todo se canaliza a través de una Dirección Zonal que, seguramente, actúa pero no en la medida de nuestras necesidades. Eso hace que no podamos contratar libremente a nadie y que los equipos que queremos y necesitamos comprar (léase enfriador cerebral) deban pasar una eternidad de pasos y filtros burocráticos y que, con toda seguridad, la reparación de la filtración de agua en el piso entre Cuidados Intermedios y Cuidados Intensivos se vaya para las calendas griegas. Es verdad que debí ser lo suficientemente perspicaz para darme cuenta que algo así iba a pasar, por lo que asumo de mi parte la responsabilidad que me compete por las molestias. Espero no volver a ser tan cándido.


Fernando Agama C.