lunes, 20 de enero de 2020

El 2020 es el Año Internacional del Personal de Enfermería y de Partería


El personal de enfermería y partería desempeña una función crucial en la prestación de servicios de salud, ya que consagran sus vidas a cuidar a las madres y los niños, administrar vacunas que salvan vidas, proporcionar consejos de salud, cuidar de las personas mayores y, en general, satisfacer las necesidades sanitarias esenciales del día a día. Además, suelen ser el primer y el único lugar de atención disponible en sus comunidades. A fin de lograr la cobertura sanitaria universal, el mundo necesita que el personal de enfermería y partería aumente en 9 millones.

Aúne esfuerzos con la OMS y sus asociados, entre los que figuran la Confederación Internacional de Matronas, el Consejo Internacional de Enfermeras, la campaña Nursing Now y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), en esta iniciativa que durará un año entero y celebra la labor del personal de enfermería y partería, pone de relieve las difíciles condiciones que suelen enfrentar y promueve el aumento de las inversiones en el personal de enfermería y partería.
 





martes, 14 de enero de 2020

En Ecuador anulan títulos falsos de Medicina

La Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e  Innovación (Senescyt), informó que anuló el registro de seis títulos en la especialidad de cirugía plástica y traumatología.

El pasado viernes, la Secretaría Anticorrupción denunció a seis personas por falsificación de títulos. Indicó que los implicados registraron los títulos entre el 2017 y 2019, pero algunos ejercen la profesión desde hace más de una década.

Supuestamente tenían títulos otorgados por la Universidad de La Habana, Cuba.

La Senescyt agregó que entre enero y abril de 2019, el colegio de Médicos del Guayas y la Sociedad Ecuatoriana de Cirugía Plástica Reconstructiva y Estética, denunciaron irregularidades relacionadas a seis personas que habrían obtenido títulos por la universidad de Ciencias Médicas de Cuba.

La Embajada de Cuba informó que oficialmente las personas denunciadas no se encuentran en los registros de graduados de ese centro de estudios.



En Newbury (Ohio, Estados Unidos), John Oliver vuelve a clases


El 1 de noviembre de 2016, con tres años de edad, a John Oliver le diagnosticaron leucemia linfoblástica, cáncer común en la infancia que comienza en la médula ósea. El pasado 27 de diciembre, tres años después de comenzar su tratamiento, este pequeño se sometió a su último ciclo de quimioterapia. Para sus médicos, este niño ha superado el cáncer y podía volver a clase. La bienvenida del pasado 8 de enero fue espectacular y muy emotiva.


Todos sus compañeros del colegio católico St. Helen quisieron homenajear a este pequeño luchador, cuyo mote es J.O., aplaudiéndole mientras caminaba por el pasillo del centro escolar. Al final de la cola, le esperaban sus padres. La emoción de los asistentes en tan bonita conmemoración se palpa en el ambiente al comienzo del video.


Su madre, Megan Zippay, fue la encargada de colgar el momento en Facebook, simplemente acompañándolo de tres emoticonos de aplauso. El corto se añadió en la página de esta red social que la familia creó en honor al niño, denominada Help John Oliver fight leukemia (Ayuda a John Oliver a superar la leucemia, por su traducción al español). La noticia de la victoria del pequeño John no solo se ha vuelto viral, sino que ha tenido una gran repercusión en todos los medios de Estados Unidos.


“¡El día que hemos estado esperando desde hace tres años finalmente ha llegado! ¡John Oliver ha recibido su última quimioterapia intravenosa y ha tocado la campana!", escribió su madre en el 28 de diciembre. Además, la progenitora narra en su post que el pequeño, que se había sometido a una cirugía hace poco, está en casa. Y termina: "Fue uno de los mejores momentos, rodeado de familiares, amigos y personal".


La leucemia es el tumor maligno más común entre los menores de 15 años en España y representa el 25% de los cánceres diagnosticados anualmente, según la Sociedad Española de Hematología-Oncológica Pediátrica. En Estados Unidos, unos 3.500 niños padecen la enfermedad cada año.