domingo, 30 de enero de 2011

La salud en crisis

LA SALUD EN CRISIS

Editorial | domingo 30/enero/2011, página 10.

Uno de los factores que reflejan la calidad de vida de la gente es la salud. La inversión del Estado ha crecido sustancialmente, pero pese a ello la situación hospitalaria es crítica, aunque la propaganda oficial muestre lo contrario.

El debate político, la inseguridad y el vértigo de la coyuntura parecieron superar en la agenda pública un problema de siempre: el estado de la salud en el Ecuador.

Las encuestas insisten en que el área es una de las mejor valoradas de la gestión presidencial. Sin embargo, el propio Jefe de Estado anunció a fin de año la emergencia para adelantar acciones en hospitales públicos y atender la creciente demanda. Las cosas no están bien.

Lo curioso es que la propaganda pagada con fondos públicos, esa plata que es de todos y parece no ser de nadie, pinta un panorama idílico. Con figuras de la televisión conocidas se apela al verso fácil y a la comedia de impacto popular para mostrar buenas instalaciones, atención rápida y entrega de medicinas expedita.

Pero la realidad supera la ficción de la propaganda. La reportería presentada por EL COMERCIO muestra congestión, atención retrasada e infraestructura insuficiente en las casas de salud, y expresa el descontento de los usuarios.

Uno de los temas de mayor importancia en gasto social, que sin duda ha crecido, tanto como no había sucedido en muchos años, es la calidad de ese gasto, la optimización de recursos y el cumplimiento de las expectativas populares. Con discursos y propaganda no se mejora la infraestructura ni se abastece la falta de medicinas ni se curan los miles de pacientes.

La salud está en crisis. Es una de las deudas pendientes con los más pobres.

viernes, 21 de enero de 2011

jueves, 20 de enero de 2011

6000 ÷ 1500 = 4. La NEO del HEG requeriría algo 4 veces mayor




25 de junio del 2009: Ahora las mujeres embarazadas pueden esperar mucho más de su experiencia durante el parto en el Baptist Medical Center South de Jacksonville, Florida.

"Estamos tratando de crear un ambiente que no se sienta como un hospital", dijo el administrador Ron Robinson. "Creemos que esto ayuda en el proceso de curación."

En el hospital se ha incrementado el número de salas de parto de 12 a 22 y se ha puesto en práctica una nueva concepción de la experiencia del parto.

"Es realmente muy diferente de lo que un hospital tradicional ha sido en el pasado", dijo Robinson.

Se ha creado un espacio acogedor, con toques de lujo. Las salas están llenas de obras de arte de artistas locales. Las habitaciones fueron diseñadas para acomodarse a la madre y a la familia que pueden ir a visitarla o permanecer con ella durante la noche.

Ahora, usted puede pensar que está en un hotel. Cada habitación cuenta con caja fuerte, un refrigerador y un televisor de pantalla plana. Mientras que usted está esperando, la madre puede revisar su correo electrónico. Incluso existen controles con mandos a distancia.

El Baptist Medical Center South también ha incrementado 14 camas de cuidados intensivos para recién nacidos (UCIN).

"Ahora podemos servir a nuestra comunidad y todos los pacientes que originalmente tenían que ir a otro centro de otra ciudad en busca de este tipo de atención, ya no tienen que hacerlo", dijo Robinson.

La unidad de cuidados intensivos también tratará a los pacientes que no puedan ser atendidos por el Wolfson Hospital Children. Cuenta con equipamiento de última generación y la misma estética de diseño acogedor. Se espera que el ambiente agradable calme a los padres, para quienes la experiencia de tener un recién nacido en cuidados intensivos puede resultar aterradora.

"El objetivo más importante es hacer que el bebé mejore y que, en general, las familias se sientan más cómodas", dijo la gerente de enfermería Jennifer Walton.

El proyecto recién terminado es parte de una expansión de 85 millones de dólares del Baptist Medical Center South, que incluye tres nuevos pisos.

Las adiciones fueron construidas para dar cabida a un número cada vez mayor de madres que quieren tener a sus bebés en el Baptist Medical Center South en donde, este año, se esperan unos 1500 nacimientos.

lunes, 10 de enero de 2011

La Emergencia en Salud va hoy...

400 millones para la emergencia en Salud

Diario EL COMERCIO, lunes 10/01/2011

Redacciones Sociedad, Sierra Norte y Cuenca.



El número de atenciones en el sistema de salud pública aumentó de 14 millones en todo el 2006 a 30 millones en el 2010, según aseguró el presidente Rafael Correa en su último enlace sabatino. También admitió que el Ministerio de Salud tiene “terribles limitaciones” y que por eso hoy decretará la emergencia en Salud. Esta incluye la inversión de USD 400 millones adicionales a los USD 1 200 millones que se asignaron a la salud este año. La primera emergencia en esta área se decretó el 12 de marzo del 2007. Tras ello, los hospitales públicos dejaron de cobrar en consulta externa. Eso hizo que el número de pacientes se eleve y no se pueda cubrir la demanda.

En Ibarra, José Hidrobo, de Aseguramiento de la Calidad de Gestión del Hospital San Vicente de Paúl, dice que la ocupación hospitalaria creció del 81,1% (2007) al 103% (2010). En esta casa de salud, 104 médicos atienden cada día a un promedio de 350 personas en consulta externa, 250 en emergencia y cada mes se realizan 400 cirugías. Eso se refleja en la ocupación permanente de sus 166 camas. De acuerdo con los estándares internacionales, solo debería estar ocupado el 80%. El resto debería estar libre para sucesos imprevistos como desastres naturales. Pese a que este hospital público es el más importante del norte del país faltan médicos especialistas. “Necesitamos neurólogos, otorrinolaringólogos, oftalmólogos porque solo hay un especialista de cada área”, asegura Daniel Ortega, jefe de consulta externa. La última semana se conoció extraoficialmente que no se habría renovado el contrato de 100 médicos. Sin embargo, Yolanda Checa, directora de hospital, desmintió el rumor. Más bien dijo que se requieren una 20 partidas más, porque falta personal en rayos X, rehabilitación y emergencia.

En Quito, las complicaciones se agravaron en las últimas horas. Esto, por la afluencia de pacientes afectadas por la gripe AH1N1.

En el Hospital Enrique Garcés, ubicado en el sur de Quito, se atiende a diario a 120 personas que se realizan exámenes de influenza. Marco Ochoa, director de esta casa de salud, dice que para los pacientes se habilitó un área especial con siete camas para adultos y siete más para niños, si alguno requiere hospitalización. Hasta ayer se registraron cinco personas internadas con gripe AH1N1, en el Enrique Garcés. En la mañana, unas 40 personas esperaban afuera de esta área. Wilmer Guanoluisa acudió con sus cuatro hijos, ya que todos tenían dolor de cabeza y tos. La familia esperaba sentada en una vereda. Frente a ellos estaba Víctor Ontaneda, de 69 años, a quien le tomaron la presión y la temperatura, pero esperó casi dos horas hasta pasar a observación. En Emergencias también hubo afluencia. Una persona que solo se identificó como jefe de guardia prefirió no dar datos de cuántos estaban en emergencias. Pero este Diario constató que la sala estaba llena e incluso se atendía a las personas en los pasillos.

La misma realidad se siente en el Pablo Arturo Suárez, el hospital público del norte de Quito. Aunque Andrés Corral, director, no dio cifras, admite que tanto en consulta externa como en urgencias hay más pacientes.

En Cuenca, en el Hospital Vicente Corral Moscoso, las limitaciones son evidentes. En las afueras del área de Emergencias hay un negocio de comidas instalado en la vereda. Allí María Tomín esperó por horas hasta obtener un permiso para ver a su hija que dio a luz la madrugada del sábado. Decenas de personas buscan ingresar a ver a sus parientes enfermos. Carlos Aguirre, uno de los usuarios, cree que es necesario incrementar el personal médico y de enfermeras para cubrir la demanda, que solo este sábado alcanzó las 255 atenciones. Ese número se eleva a 108 000 atenciones anuales, solo en traumas (accidentes de tránsito, golpes, violencia'), explica el médico Fernando Figueroa. Este hospital no atiende solo a los pacientes de Cuenca. Por su condición de regional, recibe transferencias de hospitales cantonales de Azuay y de casas de salud de Loja, Cañar, Zamora Chinchipe y Morona Santiago. Además, por la corta distancia (unos 220 kilómetros) también llegan enfermos de El Oro, aunque deberían pasar a Guayaquil.

Salud Pública

Hospitales en el país

Hospitales

127

Unidades operativas

1861

Personal de salud

36654

Atenciones (2010)

30 000 000

Algunos centros


Hospitales

camas

Eugenio Espejo

400

Enrique Garcés

342

Pablo Arturo S.

280

Isidro Ayora

249

Baca Ortiz

120

Fuente: OMS, MSP / EL COMERCIO